lunes, 11 de diciembre de 2017

CALABAZA RELLENA


Hoy os traigo una de las recetas que recientemente he compartido en la web de Thermoblog, para la cual colaboro, una calabazas rellenas de dos quinoas con garbanzos. Decoradas con nueces, queso parmesano y hojas de Kale.

Una receta ligera, baja en calorías y llena de nutrientes. 

Os animo a que paseís por Thermoblog, y leaís la receta de Calabaza rellena.




sábado, 9 de diciembre de 2017

TOSTADA CON QUESO DE ARANDANOS Y FRUTA

Desayuno ligero pero nutritivo, combinando un ingrediente lácteo vegetal con fruta fresca, en rebanada de pan tostado. Quien dijo que los desayunos nos aburridos? Sólo hace falta un poco de imaginación.

Pan de linaza con cereales
Platano
Frambruesas
Yogur de soja con arándanos

Dejamos toda la noche reposar el yogur en una gasa, para que filtre todo el líquido.

Untamos la tostada con el queso de arándanos obtenido del yogur, colocamos el plátano, las frambuesas y decoramos con coco rallado.


viernes, 8 de diciembre de 2017

GOFRES CHOCOLATEADOS CON FRUTA


DISFRUTAR DEL INVIERNO

Lo mejor del invierno, y de tener días libres de vacaciones, es poder meterme en la cocina y disfrutar cocinando, ya sea dulces o recetas saladas.

Hoy he sorprendido a mi familia con un delicioso desayuno, diferente y dulce, que se comen con los ojos. 

GOFRES

1 huevo
40g de azúcar.
1 cucharada sopera de vainilla.
50g de mantequilla a temperatura ambiente.
100g de harina.
1 cucharada sopera de levadura en polvo.
75g de leche.
1 cucharada de azúcar invertido

Batimos  el huevo durante 10 segundos a velocidad 3. Incorporar el azúcar y la vainilla y mezclar de nuevo 10 segundos a velocidad 3. Agregamos  la mantequilla y repetir 10 segundos a velocidad 3.
Añadir los ingredientes que faltan: harina, azúcar invertido, levadura y leche, y programar 1 minutos a velocidad 3.

El azúcar invertido hace que el gofre quede más esponjoso, pero no es indispensable utilizarlo en la receta. 

Una vez que tengamos la masa, cogemos porciones de ella y ponemos en los moldes de la gofrera, yo tengo una gofrera eléctrica, así que me resulta más senillo, pero podéis utilizar moldes de gofres para horno. 

Una vez los gofres estén dorados, los sacamos de la gofrera, y dejamos enfriar, para luego bañarlos en chocolate fundido con un poco de mantequilla, los bañamos sólo por uno de los lados, para que no resulte muy empalagoso.

Servimos con un poco de fruta troceada, y un chorrito de miel. 







Un desayuno que encantará a todos, sobre todo a los más peques. Quienes disfrutaran tanto comiéndolos como cocinándolos. y recordad! Disfrutar de los pequeños momentos!